Claves para cerrar la venta en Multinivel

Cuando hablamos de seguridad está la SEGURIDAD LÓGICA que mencionamos en los 3 pilares pasados y que es la que vende hoy en día. Pero existe como un secreto que no es secreto, otra seguridad que se llama la SEGURIDAD EMOCIONAL.

Esta seguridad Emocional bien aplicada es más poderosa que la primera, pues al prospecto le pintamos un panorama del futuro en el que ya compró el producto o servicio y puede verse usándolo y sintiéndose bien. 

Hablar del futuro es la mejor forma de motivar emocionalmente al individuo.

Tienes que desarrollar los siguientes escenarios futurísticos para el prospecto tales como:

  1. Proyecta lo que sucederá después de la compra. Ejemplo: Luego de comprar el servicio o producto sentirás que eres poseedor de información o un recurso útil, alguna vez has sido poseedor de un poder que se proyecta tan bien para el futuro que puede ser una inversión para tus hijos.
  2. Proyecta que la persona experimente los asombrosos beneficios del activo ahora mismo, mientras te comunicas. Ejemplo: SI tuvieras este rato el servicio o producto, ya estarías tomando una decisión real acerca del problema que tienes, si este rato ya tuvieras este producto o servicio pudieras tener un recurso a tu disposición.

La gente no compra movida por la lógica, compran movida por la emoción y después justifica su decisión con lógica. 

Ahora nada es más útil que conocer a tu prospecto en los siguientes puntos:

  1. Identifica sus necesidades básicas y las secundarias.
  2. identifica las creencias básicas con impacto de venta, como que no le gustan los servicios o productos nuevos
  3. Indaga acerca de experiencias buenas y malas.
  4. Identifica valores como si prefiere crecimiento o ingreso, a que va a dirigir las ganancias o le gusta las emociones fuertes
  5. Identifica el estándar financiero, para saber con qué cantidad de dinero se sentiría bien. 
  6. Identifica que le quita el sueño al prospecto o cual es su principal preocupación, así conoces el punto débil y lo puedes intensificar si en un momento se halla en un momento de negación de la venta

Intenta definir cómo es el proceso de la venta y el camino para llegar a la venta. Imagina que estás en una calle por un lado está una vereda y al otro otra vereda, procura que tu andar con el prospecto no salga de ese camino sino ya no podrás regresar y cuando veas cerca la vereda regresa de nuevo al centro. Esto te permitirá tener el control y saber hasta donde le puedes dejar al prospecto que se mueva y lo hacemos de 2 formas:

  1. Aumentar la afinidad que ya tienen.
  2. Usar la información para conocer más a tu prospecto y de nuevo comenzar todo.

Todo esto nos permite llegar a ese umbral de acción del prospecto, ese lugar donde se siente seguro y del que todas las personas tenemos, unos mas bajos que otros pero todos los tenemos. La clave está en llegar a ese espacio donde nos sentimos seguros para que una venta sea muy natural.

Pero hay un recurso que es muy fuerte y está diseñado para los clientes más complejos, el dolor, si ese dolor que nos hace que nos paremos y que actuemos, ese dolor que genera urgencia. Si identificas el dolor es el punto débil que lo puedes presionar, pero de la mano posicionas al activo como el remedio.

Para el recurso del dolor utiliza el futuro o la proyección, estas dos herramientas juntas genera una gran presión emocional, muy útil para regresar de la vereda o que sea el empujón que se necesitaba para que termine de comprar.

Por último te damos la recomendación, si quieres que toda esta estrategia funcione tienes que:

Tomar el control de la venta. (Ser Tú el que conduce)

 

Was this article helpful?

Artículos

Deja un comentario?